Volver al Inicio

Fíjate

¿En que tenemos que fijarnos? Si la vemos volando, son muy llamativas las dos grandes manchas carpales oscuras que contrastan fuertemente con el cuerpo blanco. Ojo, porque a grandes distancias, puede confundirse con una gaviota que se remonta y planea con las alas muy arqueadas.

Manchas carpales

Manchas carpales

Fíjate en el diseño de la cabeza: podrá ayudarte a distinguir unos ejemplares de otros. La extensión de la franja ocular, o el barreado del píleo, son como su carné de identidad; varía de unos individuos a otros.

Cabeza

Cabeza

Cabeza

La franja del pecho es otro carácter que puede servir como diagnóstico. Además de variar de unos ejemplares a otros, los jóvenes y las hembras, tienen la mancha más pronunciada.

Franja pecho

Franja pecho

Si tienes la suerte de poder observarla durante unos cuantos días, párate a estudiar sus costumbres. Suelen ser territoriales a la hora de elegir un posadero donde dormir, comer o descansar. Y lo que es más interesante, repiten año tras año, los puntos de descanso y avituallamiento de los viajes migratorios. Si todavía no lo tienes claro, esta característica también puede sernos de gran ayuda para distinguir unos ejemplares de otros.... Pero lo mejor que puede ocurrirnos es que la pescadora esté anillada. Si ves que lleva una anilla de lectura a distancia en una de sus patas, intenta quedarte con los siguientes datos:

• Color de la anilla de PVC

• Pata en la que está colocada.

• Dígitos, color y disposición en la anilla.

• Si lleva anilla de metal.

Sería una suerte que pudieses leer el PVC, o lo que es mejor: si eres aficionado al diggiscoping, intenta fotografiarla.

Diferentes expertos de toda Europa llevan años estudiando sus poblaciones de águila pescadora, y uno de los métodos más utilizados es el anillamiento científico. En Finlandia, desde 1972, anilladores voluntarios autorizados muestrean cada año más del 90% del territorio ocupado por el águila pescadora, inventariando sus nidos potenciales y marcando a los pollos. La lectura o recuperación de una anilla, puede ayudarnos a conocer la mortalidad distribuida por clases de edad y sus causas, la tasa de supervivencia de los pollos, o las diferentes rutas migratorias elegidas en función del país de origen. La recuperación de individuos marcados, aporta gran información sobre el lugar en el que se encuentran las águilas pescadoras durante la estación no reproductora. Durante la migración, las águilas pescadoras finlandesas han sido localizadas por toda Europa, desde las Islas Británicas hasta Rusia; además, las anillas recuperadas muestran que su área de invernada es muy amplia: desde la costa oeste del África oriental y la península Arábiga, hasta el Mediterráneo y la costa sur de Sudáfrica (Saurola, 1994), poniéndose de manifiesto que los cambios que se producen en las poblaciones nórdicas, también están relacionados con las condiciones medioambientales de los países de Europa y África visitados durante la migración e invernada. Nosotros también podemos contribuir a la conservación de las águilas pescadoras escocesas o finlandesas, dando a conocer aquellos puntos estratégicos que pueden ser de vital importancia durante la migración, a través de la observación de individuos, o por la recuperación de sus anillas. Actualmente en la Península Ibérica no existen ejemplares nidificantes de águila pescadora, por lo que toda la información se obtiene a partir de la recuperación de ejemplares anillados en su país de origen, como pollos, o a partir del anillamiento de ejemplares adultos durante la época de invernada. El Paraje Natural de las Marismas del Odiel registra el mayor número de invernantes anuales de todo Andalucía. Desde 1996, el ornitólogo José Manuel Sayago, lleva a cabo un trabajo de seguimiento específico de la población invernante. Además de las observaciones de campo, se llevan marcados unos 80 individuos. Debido a la gran dificultad que supone atrapar individuos adultos, Sayago tuvo que idear una trampa específica de captura, en la que el águila queda sujeta por un lazo corredizo, sin que este le cause ningún daño.

Anilla

Ejemplar anillado en Marismas del Odiel

Macho adulto anillado en la Ría de Villaviciosa (Asturias), por José Manuel Sayago.

El trampeo y posterior anillamiento científico del ejemplar invernante en la ría de Villaviciosa durante la temporada 2007-08, nos ha permitido comprobar que se trata de un macho adulto de 1530 gramos de peso y 159,5 centímetros de envergadura, con más de 3 años de edad. La no uniformidad en el plumaje pardo oscuro del dorso, denota sucesivas mudas, lo que hace pensar, según José Manuel Sayago, que sea un individuo bastante viejo que se quedó en la ría de Villaviciosa durante su primera migración, y después ha vuelto todos los años a pasar el invierno. Teniendo en cuenta los estudios científicos llevados a cabo en el norte de Europa con águila pescadora y sus rutas migratorias, pensamos que lo más probable es que el ejemplar invernante de la ría de Villaviciosa se reproduzca en Escocia. Esperamos que la próxima primavera, los observadores de aves del Reino Unido, puedan leer nuestra anilla en las Highlands escocesas.



Patrocinadores

PATAGONIA

Colaboradores

Ence
DCL Informática