Volver al Inicio

DESAFIO NIDO ARTIFICIAL RÍA DEL EO

Fecha: 15/10/2014

        "Construyendo un Albergue de Peregrinos para las Águilas Pescadoras"
 
 
                 
 
                 
 
 
El pasado 3 de septiembre,  después de un duro peregrinar burocrático, el equipo de FAPAS ponía en marcha la colocación de un nido artificial en la parte gallega de la ría del Eo. Esta frontera natural entre Asturias y Galicia, cargada de polémica en cuanto al nombre que recibe en ambas orillas,  posee una superficie total de unos 14 kilómetros cuadrados, y juega un papel importante en el descanso y refugio de muchas aves durante el invierno, incluidas las águilas pescadoras. La importancia de este estuario desde el punto de vista ornitológico hace que atesore más títulos ambientales que la mismísima casa de Alba: ZEPA, LIC, inclusión en la Red Natura 2000 y en la lista de humedales de Importancia Internacional, Refugio de Caza desde 1988, y declarado por la UNESCO Reserva de la Biosfera desde 2007.

Lo primero es descargar todos los materiales en el menor tiempo posible, incluido el poste de más de 8 metros de alto que sujetará toda la estructura. Para ello contamos con “el nuevo espíritu del Rubio” (nuestro camión), y la pericia de Luis García.
Después hay que trasladar todo el “mobiliario” a través de la marisma. Con las buenas ideas de Manu Luengo, y la ayuda de nuestra inseparable carretilla mecánica (moto-pata para los amigos), la cosa resultó mucho menos complicada de lo que en un principio nos temíamos.
Superados los 500 metros de distancia que nos separan del lugar donde vamos a poner el nido, Manu comienza a hacer el agujero para hincar el poste.
A continuación se monta toda la estructura que va a soportar el nido
Y por último colocamos la cesta fabricada especialmente para la ocasión, por nuestro amigo Carliños.
Llegados a este punto, toca enfrentarse a la parte más delicada de todo el proceso. Se trata de poner en pie los casi 200 kilos de invento sin que se nos venga todo encima; y como buen desafío que se precie, para ello solo contamos con el ingenio y las muchas dosis de entusiasmo de los participantes.
Puff! Prueba conseguida... ahora solo queda subir los muebles...
 

TOMANDO BUENA NOTA DE LO QUE OCURRE EN FRANCIA
 
 
El departamento francés del LINDRE, conocido como la región de los estanques, goza de un gran atractivo para las águilas pescadoras, ya que es frecuentado por numerosos ejemplares durante la migración, procedentes principalmente de Alemania. Es por ello que en 1998 se inicia en la región de la Mosselle un Plan de Recuperación, instalándose en la zona 3 nidos artificiales, bajo las sabias recomendaciones del especialista Rolf Wahl (recordemos que la especie se había extinguido como reproductora durante la segunda guerra mundial, y actualmente la mayoría de las parejas se concentran en el valle del Loira).

 
 
No obstante hubo que esperar 9 años para que la primera pareja ocupase uno de los nidos en el 2007. Se trata de una hembra anillada el 2 de julio de 2003, en el Distrito de Leipzig, y un macho procedente de los alrededores de Dresde, que fue marcado de pollo en el 2005.
Esta pareja ha sacado adelante, hasta la fecha 13 pollos, pero parece que la naturaleza vuelve a necesitar la intervención de los humanos si queremos que la especie siga criando en la región de los estanques.
La plataforma instalada en 1997 sobre la copa de un viejo árbol es sumamente frágil.  Sufrió una fuerte tormenta en 1999, y el árbol que la soportaba se secó en el 2002. Si a eso añadimos que cada año la pareja sigue aportando nuevos materiales,  el nido se va haciendo cada vez más y más pesado,  y por ello más inestable.

Para conseguir el desalojo y la reubicación de la pareja de la forma menos traumática posible,  la asociación Lorraine para la conservación de la naturaleza, con el beneplácito de los organismos oficiales competentes,  ha instalado un nuevo nido artificial, muy parecido al nuestro, a escasos metros del árbol seco.
Pero todavía falta un último esfuerzo: obtener los permisos necesarios para poder retirar el antiguo nido, antes de que llegue la nueva estación reproductora.
 
Actualmente la especie se encuentra en expansión en la región de la Mosselle, constituyendo el décimo lugar de nidificación de toda Francia: en el 2013, una nueva pareja ocupó otra de las plataformas. Se trata de una de las hembras de Rolf Wahl, nacida en la región centro en el 2009, y un macho de origen desconocido.
 
 
Volviendo a nuestra historia, habíamos dejado a Alfonso realizando los últimos retoques  del mobiliario, bajo la atenta supervisión de Manu, así que ahora si podemos decir:
¡Desafío NIDO conseguido!
 
 
¿POR QUÉ TRABAJAMOS EN LA RÍA DEL EO?
 
Entre septiembre y noviembre se concentra el grueso de la migración de las águilas pescadoras que regresan a sus cuarteles de invierno en África o el sur de Europa, y es precisamente durante estos meses, el momento de llamar la atención de las jóvenes pescadoras nacidas esta misma primavera para que se animen a pasar unos días en nuestros estuarios, al igual que otras aves, descansando y reponiendo fuerzas. O mejor aún; sería estupendo que alguna siguiese el ejemplo de Virgilia o Panchita, y decidiese “empadronarse” en el Eo como invernante.

Porque no nos cansamos de decirlo: aunque ellas no lo sepan, hoy en día resulta más rentable elegir algunos puntos de la costa cantábrica como destino, que seguir rumbo a África para pasar la estación desfavorable: tranquilidad y comida están aseguradas durante todo el invierno, sin apenas competencia, y prácticamente al lado de casa, aunque hemos de reconocer  que los hechos ocurridos recientemente en el Delta del Ebro, vuelvan a ponerlo en duda.
 
Una buena forma de hacer más atractivo nuestro entorno, a la vista de las águilas pescadoras, es colocar postes y nidos artificiales en sitios estratégicos, que les permitan comer y reponer fuerzas para poder afrontar la dura prueba de la migración con éxito.
 
 
Para saber que los emplazamientos son acertados debemos comprobar que son utilizados por las águilas pescadoras. Para ello no nos queda otra que intensificar los periodos de observación a lo largo de estos meses, ayudándonos de una herramienta en la que el FAPAS ha sido pionero, poniéndola al servicio del estudio y la conservación de la naturaleza;  se trata de las famosas cámaras de disparo automático o de fototrampeo; un estupendo invento que sin provocar molestias (a según que fauna), nos permitirá distinguir unos ejemplares de otros, y conocer en todo momento el tiempo y la intensidad de utilización del territorio.
 
 
"A VECES UNO + UNO  PUEDEN SER TRES"
 
Desde el pasado 3 de septiembre, fecha en la que el nido fue colocado, sabemos que al menos 3 nuevos ejemplares han visitado la ría del Eo durante la migración, además de Virgilia y Panchita. Y lo que es mejor: el más joven sigue aquí, y utiliza habitualmente el nido como posadero. Tendremos que seguir expectantes el curso de la migración, y cruzar los dedos para que,  atraída por la presencia de las 2 hembras residentes, decida no viajar más, y fijar aquí su domicilio.
 

Como ya hemos visto en el caso de la Mosselle, trabajar en la recuperación de una especie en peligro de extinción no es tarea fácil, ya que al menos son necesarios conocimientos técnicos, algo de dinero, y mucha, mucha paciencia.
 
La colocación del nido artificial en la desembocadura del Eo, es un buen ejemplo de ello. La elección del emplazamiento no es algo casual, y para ello se requieren conocimientos previos sobre la especie y el territorio. A eso tenemos añadir el problema de trabajar en un Espacio Natural compartido por dos Comunidades Autónomas diferentes, con todo el  desgaste burocrático que eso conlleva,  sin olvidarnos de los inevitables costes económicos (gastos de materiales, transporte, mano de obra, licencias…), que en este caso hemos podido solventar gracias a la colaboración de ASTILLEROS GONDAN, pero sin duda la parte más importante a la hora de emprender un trabajo de estas características, es contar con un equipo humano como el de FAPAS, con la suficiente garra e ilusión, como para afrontar día a día esta carrera de fondo que es la conservación de la naturaleza.
 


 


 




Ver otras noticias


Patrocinadores

PATAGONIA

Colaboradores

Ence
DCL Informática